lunes, 29 de agosto de 2011

La Identificación de la Letra (principio de identificación)

            La identificación de la letra está basada en la proposición de que "todas las personas son parecidas; todas las personas son diferentes". Para poder hacer una identificación positiva de la escritura de una persona, el examinador de documentos debe ser capaz de observar los rasgos individuales que distinguen una persona de todas las demás. 
 
            Todas los manuscritos son parecidos. Si esto no fuera así no podríamos leer la escritura de otra persona. Todos los manuscritos son diferentes. Si esto no fuera así no podríamos identificar la letra de parientes cercanos y amigos con quienes mantenemos correspondencia. 
 
Similitudes y Diferencias 

            Dos escrituras en un mismo idioma y, por sobre todo,  basadas en el mismo sistema de  escritura, naturalmente tienen similitudes y cuando se las examina detenidamente, si han sido hechas por una misma persona, muestran una variación natural e inevitable en la forma de la letra, que debe pesarse, medirse, observarse y tenerse en cuenta. 
 
            En la identificación de letras deben considerarse todas las características de ambos elementos (dubitados e indubitados). Los hábitos de la escritura básica  comunes a ambos deben coincidir si son el trabajo de un mismo escritor. Cualquier simple desigualdad fundamental entre  dos muestras de escritura, es una fuerte indicación de dos escritores, a menos que esta divergencia pueda ser lógicamente considerada.  
 
            Algunas desigualdades fundamentales repetidas, establecen que dos escrituras no son el trabajo de una sola persona. Sin embargo, bajo ninguna circunstancia puede establecerse  identidad por una, dos o incluso varias características inusuales. Más bien, si dos escrituras han sido producidas por un individuo, habrá una combinación de suficientes similitudes sin ninguna desigualdad fundamental, de manera tal que toda chance de coincidencia accidental se excluya. 
 
Características de Clase e Individuales
            Todos los factores que identifican la escritura caen en dos grupos generales y de alguna manera sobrepuestos - las características de clase e individuales. 
 
            1. Las características de clase son aquellas comunes a varios escritores y pueden ser el resultado de elementos influyentes tales como el sistema de la escritura estudiada, asociaciones familiares, entrenamiento comercial o la educación foránea, así como el descuido y la prisa en la ejecución. 
 
            2. Las características individuales son aquellas muy personales o peculiares que  improbablemente puedan ocurrir combinadas en otros casos. 
 
Escrito enmascarado 
 
            Un escrito enmascarado es aquel en que la persona ha hecho un esfuerzo deliberado para quitar o modificar todos o algunos de sus hábitos de escritura normal. En la mayoría de los casos todo lo que se logra es un cambio en la apariencia pictórica de la escritura mientras que las características distintivas raramente se ven afectadas.

            Debe comprenderse que es relativamente simple cambiar los hábitos de escritura en una o dos palabras, como para evitar la identificación, sin embargo el problema de mantener un disfraz eficaz se hace más difícil con cada palabra adicional. 
 
Escritura impresa
 
            El método de identificar escritura impresa es fundamentalmente igual al utilizado para la identificación de manuscritos, es decir la improbabilidad de que varias características individuales coincidan accidentalmente en dos textos de fuentes diferentes. 
 
            A menudo se hacen preguntas con respecto a los impresos utilizados en direcciones existentes en paquetes, sobres, etiquetas y otros propósitos tales como formularios oficiales.
 
            También se la encuentra a menudo en cartas anónimas, como un medio de ocultamiento de la identidad del escritor. Este estilo de escritura es uno de los disfrazes más frecuentes utilizado por escritores de cartas anónimas y es bastante eficaz si no se consigue ningún espécimen para comparación. 
 
            Muchas investigaciones de hoy producen una miríada de números como evidencia. Ello es especialmente verdadero en temas que se relacionan con malversaciones, quiebras, falsificación de salarios, compras y manipulaciones de  facturas, evasión de impuestos, cheques fraudulentos y virtualmente cada tipo de situación en causas civiles y criminales. 
 
            Cada escritor es identificable por sus números de la misma manera general y sujeto a las mismas condiciones que las perfiladas previamente respecto de la identificación de textos manuscritos e impresos.